Para algunos las palabras no son más que sonidos que emergen de su boca; sin embargo, para otros representan el significado de su vida misma, su honor, su honra, su valor como seres humanos.

La palabra como tal le da un significado a la existencia del hombre. Es la imagen de su ser interior, ésta es el resultado de la dinámica de sus diálogos internos.

En sus inicios sociales la interacción de os seres humanos se fundamentaba tan solo en ella, en la PALABRA. Así adquirió valor como promesa, juramento, compromiso, deber, pacto, convenio, solo ella sostenida reinos, alianzas, etc., en fin la palabra regía el destino de los hombres.

Así surgieron frases como: ¡Te doy mi palabra! ¡Mi palabra es mi honor!, etc.

Este valor y significado se ha ido perdiendo cada día y las consecuencias es la perdida de CONFIANZA.

Si usted observa un poco sus diálogos con los demás, se dará cuenta de lo siguiente:

• La relación del ser humano es basada en dos características básicas: SOLICITUDES Y PROMESAS, estas son el verdadero fundamento de la interacción.

A menor numero de cumplimientos de promesas, menor confianza.

Recuerde promesas no cumplidas a nosotros mismos y a los demás, le restan seguridad y confianza.

Ahora autoevalúese:

¿Cómo estoy en lo que se refiere al uso de mi palabra?
¿Qué importancia le doy a mis promesas?

Referencia: Franciscon Bravo La excelencia en la comunicación.